cristianosencolombia

Despecho



Despechado de amor






Muchas veces algunas personas no entienden  lo que sucede en el corazón de un joven o un adolescente cuando se enamora y no es   correspondido o cuando tenía una relación y ésta terminó. El joven se siente herido y siente que el mundo se le acabó y no cree poder seguir  adelante sin esa persona. Su estado anímico y mental cambia haciéndose más difícil  su capacidad de concentración y   el deseo de realizar algunas actividades.
Quizás muchos adultos o los que no han vivido o pasado por esa experiencia  no saben lo que es   sufrir por amor y no comprenden lo que es  sentirse despechado. Para ellos es fácil  decir “Para eso hay más mujeres (hombres)” o “búscate otra(o)”pronto se te pasará” pero no saben  cuán lejos se ve ese “pronto”
Este asunto es más serio de lo imaginado y muchos han pensado e intentado suicidarse porque se sentían   sin más fuerzas y sin un motivo para seguir. Hace   algunos años conocí a un hombre que tenía su esposa y sus  hijas. Pero él cometió un error  y dicho error le costó la confianza de su esposa por lo que ella le echó de la casa. Muchas veces éste hombre le rogó y le insistió a ella tener otra oportunidad nuevamente y   seguir juntos, pero la decisión de ella ya estaba tomada. El hombre se encaprichó tanto que dejo de comer por ella, dejó de salir y pronto se enfermó y tan grave fue su enfermedad  que  muchos piensan  murió de amor.
Muchos jóvenes y aun adultos despechados a diario se sienten morir por dentro  y sin palabras de consuelo y esperanza a su sufrimiento.
Popularmente las personas que no conocen a Cristo recurren al alcohol y creen que con una o dos botellas o copas   se sentirán mejor y olvidaran a ese amor perdido y pronto el despecho pasará, pero ignoran que la herida es del corazón y que el alcohol no les solucionará ni les  ayudará a olvidar ese dolor.
Mi querido amigo que estás leyendo estas líneas, si de pronto estás pasando por momentos difíciles  por causa de un amor perdido o no correspondido, te aconsejo que  nunca intentes refugiarte en el alcohol porque no te ayudará a olvidar, porque éste afecta tu organismo gravemente  y porque puedes correr el riesgo de crear una adicción y allí  si será peor tu situación.
Cuando uno pierde un amor y se siente despechado solo siente ganas de estar solo,   de llorar  y de cantar canciones tristes   que expresen un poco lo que uno siente por dentro, pero ese no es el mejor remedio para salir de dicha situación. La Biblia dice “El que canta canciones al corazón afligido es como el que quita la ropa en tiempo de frío” por lo que no es recomendable cantar canciones tristes porque estas herirían mas y la música  haría más daño para que la persona no se recupere pronto.
 
El mejor consejo lo dice la Biblia en el libro de Santiago. “¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración” Sant 5:13
Solo mediante la oración  el corazón afligido hallará paz y seguridad, contará con Dios como el único  amigo que le escuchará en cualquier momento del día y en cualquier lugar   y solo por medio de la oración comprenderá cual es la voluntad de Dios, sobre ese amor perdido o sobre ese despecho por el cual está sufriendo.
Solo orando comprenderemos que si Dios permitió que no tuviéramos  ese amor es porque esa no era su voluntad y porque quizá más adelante no nos iría bien con esa persona.
 
Otro aspecto importante es no quedarse en el sufrimiento  viviendo de recuerdos   sino buscar los medios y la forma de estar entretenido todo el tiempo para no pensar en el amor perdido, se pueden realizar algunas actividades  que ayuden a distraer un poco la mente y que le den descanso al corazón.
 
Sé que esto es difícil, sé que el ánimo decae, que no da hambre, que a nada de lo que comemos se le siente sabor, que nada nos entretiene ni nos sacará una sonrisa pero toda la vida no podemos vivir lamentándonos  o sufriendo por alguien ni podemos vivir de recuerdos.
 
Recuerdo la historia de un amor que nunca tuve. Recuerdo que me gustaba mucho una joven. Ella era muy linda y con medidas casi perfectas. Recuerdo que la primera vez que le expresé mis sentimientos ella me dijo que no,  pero seguimos siendo amigos   y pensé que quizás  no había hecho  lo suficiente por ganarme su amor, así seguí al lado de ella, atento a ella   y demostrándole  mi amor. Un día cuando pensé que ahora si podía expresarle mi amor y que ella aceptaría, nuevamente me dijo que no.    Las dos veces que ella me dijo que no sentí un gran golpe en mi corazón porque realmente estaba muy enamorado de ella. Para olvidarla y no seguir sufriendo   decidí alejarme lentamente  de ella,  hasta que un día descubrí   la razón por la que ella nunca me aceptó y que solo me buscaba cuando me necesitaba: ella tenía otro amor y siempre me lo ocultó.
Me dolió tanto saber que todo el tiempo que estuve enamorado de ella; ella estuvo enamorada de otro. Ella me buscaba solo cuando me necesitaba, y yo cegado por lo que sentía por ella no me daba cuenta de eso y por ella sufrí sin que en realidad se lo mereciera.   Pero hoy más maduro   y no cegado por los sentimientos propios de la juventud me doy cuenta que me hizo bien que ella me dijera que no esas dos veces porque en realidad ella no sentía nada y porque nuestros caminos tomaron rumbos distintos y no sería feliz como lo soy con la mujer que ahora tengo a mi lado.
 
Así mi querido amigo(a) si te sientes herido por un amor perdido o por un amor no correspondido, no pienses en suicidarte que eso no  solucionará nada, no te entregues a los vicios del alcohol porque eso solo crea adicción  y lleva a la perdición, no creas que el mundo se te acabó porque quizá ésta sea una nueva  oportunidad para volver a empezar, ni te sientas frustrado porque algo mejor te tiene Dios en el camino. Quizá   esa o ese por el que estas sufriendo no se merezca ni una sola gota de lagrima de tus ojos y ese(a) quizá no  sea el que te vaya a hacer feliz y a alguien mejor te tiene Dios preparado(a)

Hoy habia 3486 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=