cristianosencolombia

paz espiritual




¿Necesitas paz en tu corazón?

Hace algunos días conocí a una mujer. Una señora que llevaba algunos años asistiendo a una   iglesia evangélica. Esta mujer profesaba un cristianismo basado muchas veces en la emoción y la algarabía  propia de los cultos escandalosos y en los cambios emocionales de la sicología musical que utilizan.
Muchos eran los problemas que tenía ésta mujer. Muchas eran las lágrimas y el desespero que llevaba por dentro. Su vida y su hogar, aseguró, que  eran un infierno y que a pesar de asistir a la iglesia evangélica su vida no tenía paz.  Los pastores  que le aconsejaban solo colocaban pañitos de agua tibia en sus heridas  y éstas no sanaban. Lo experimentado en los cultos solo era una emoción pasajera porque al volver a casa y al pasar la emoción del momento su vida seguía hundiéndose  en el dolor y el desespero, su vida seguía vacía.
Esta mujer hace pocos días(un martes) salió de su casa, salió dispuesta a volver o no volver nunca más. La angustia y el desespero podían llevarla a  quitarse la vida. Pero mientras iba por la calle una voz en el corazón le habló   y le dijo de asistir al culto de ayuno y oración de los Adventistas del séptimo Día. Ella no sabía que existía dicho culto y nadie la había invitado ni informado jamás.(hasta extraño una iglesia adventista abierta un martes)  Pero esa misma voz la llevó a la Iglesia Adventista más cercana.
Mientras se desarrollaba el servicio  de adoración de ayuno y oración, esta mujer confesó posteriormente, que ese día la angustia y el dolor estaban acabando con su vida y se sentía tan desesperada y que así como salió dispuesta a no volver ahora   estando en la iglesia  le daban ganas de tirarse al piso a llorar porque necesitaba a Dios.
Esta mujer ese día fue tocada por el Espíritu Santo, ese día el Espíritu Santo le hizo sentir la presencia de Jesús en su corazón. Ese día ella experimentó la paz que sólo hay en Jesús. La paz que no se halla con canciones o alabanzas  melancólicas. Ese   día sintió que Dios le habló,   sintió que Dios le daba su perdón, sintió que Dios no le había abandonado en el  momento de su angustia y que Dios ahora le abrazaba y le daría la ayuda  y la paz que tanto anhelaba.  Esta mujer halló la paz en su corazón porque en verdad tuvo un encuentro con Jesús.
A un lado quedaban las emociones pasajeras de la sicología musical de los evangélicos, a un lado quedaban los cultos escandalosos y vacíos porque ahora se encontró con Jesús su Señor y Salvador. Ahora encontró la paz en su corazón.
 Muchos amigos no creyentes y hermanos evangélicos; o de cualquier otra denominación  pueden estar pasando por dicha situación; puede estar pasando por momentos difíciles  y angustiantes en los que sienten que los problemas les están ahogando y que están  desesperados y hundidos en el dolor, pueden  sentir que sus vidas están vacías y que parece que la única solución es el suicidio o desaparecer de éste mundo. Mi querido amigo y hermano es la hora de buscar a Jesús de verdad y de todo corazón
Si sientes que has llegado a  ese extremo o aún peor, si sientes que para ti no hay solución entonces mi querido amigo y hermano es la hora de volver tu rostro a Dios. Es  la hora de buscar a Jesús de todo corazón. Es la hora de olvidarte de los formalismos religiosos, de esos cultos emocionalistas,  de la palabras bonitas de pastores, de esas iglesias que se preocupan por tener a las gentes contentas y que les hacen sentir bien, pero que en el fondo los cultos son vacíos y sin Dios. Es  la hora de  entregar en verdad a Jesús tu corazón.







Hoy habia 3486 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=